Entrenar tu oido y transcribir canciones: ¿Un sueño? No lo creo (PARTE 2)

By
 In Lecciones

Vale, pues vamos allá. Estoy más que seguro de que lo habéis pensado alguna vez, os parece totalmente obvio e incluso algunos de estos consejos ya los seguís. Pero como os comenté en la primera parte de este artículo (si aún no lo habéis leído podéis revisarlo aquí) es algo que a mi me ha dado resultado.

1.- APRENDE LOS ACORDES BÁSICOS

Claro. Es muy normal que al principio nuestro vocabulario de acordes no sea muy allá. Así que si en el tema que queremos sacar no encontramos el acorde que buscamos, nos prondremos a situar los dedos al libre albedrío, en modo “random” por aquí y por allá a ver si tenemos suerte. Seguro que lo habréis leído alguna vez e incluso experimentado. Muchos, pero muchos muchos de los grandes temas de guitarra, esos clasicazos que tanto ansiamos tocar tienen pocos acordes. Y seguramente, acordes muy sencillos.

¿Y cuales son esos acordes tan sencillos? Anda, revisáos la entrada de “deja de tocar acordes sin ton ni son” y tendréis la respuesta.

Aún así os recuerdo la lista en las dos tonalidades que usé como ejemplos: C y Cm (Do Mayor y Do menor)

C  Cm Dm Ddim Eb Em F  Fm  G  Gm  Ab  Am  Bb  Bdim

Alguno se preguntará ¿y si descubro que la tonalidad no es Do? Muy sencillo, cambia la lista anterior por la nueva tónica, manteniendo las mismas distancias (tonos y semitonos) y tipos de acordes (mayores, menores o disminuídos). Por ejemplo, supongamos que es Sol mayor la tonalidad. La cosa me quedará asï:

G  Gm  Am  Adim  Bb Bm  C  Cm  D  Dm Eb  Em  F  F#dim

2.- APRÉNDETE MUY BIEN UNA ESCALA

La que tu quieras. Pero que te la sepas muy bien. Ahora bien, si lo tuyo es el blues, el rock y todos sus derivados, no elijas la escala napolitana menor porque si, sonar suena preciosa, pero no la vas a usar NUNCA. Así que mis recomendaciones son las de siempre: la pentatónica mayor o menor, o la escala mayor o menor. Repito, solo con una te apañas muy rebien.

3.- IDENTIFICA LAS NOTAS DEL BAJO

¿Y por donde empiezo? Pués quizás por este punto. Como esto es una guía sencilla para poder sacar canciones, tranquilos que no vaís a tener que sacar una línea de bajo de Jaco Pastorius. De nuevo la sencillez al poder. Las líneas de bajo de esas canciones que queremos sacar de oído suelen tocar LAS TÓNICAS de los acordes que suenan, de un modo muy aparente. Así que lo normal es que la secuencia de tres o cuatro acordes que tiene la estrofa o el estribillo, sean esas tres o cuatro notas que marque el bajo de manera principal.

Así que venga, intentadlo en los ejemplos que os he propuesto y veréis que es más sencillo de lo que creéis. Si vuestro oído se acostumbra a buscar rápidamente la línea de bajo, tenéis mucho camino ganado.

4.- CANTA LAS NOTAS DE UNA ESCALA

En mis clases suelo hacer de vez en cuando este ejercicio con mis alumnos. No va de cantar en sentido estricto. No necesitas ser buen cantante ni nada de eso. La cosa consiste en repetir vocalmente la nota que nos proponemos. Como te sabes una escala muy bien ¿recuerdas?, úsala para este ejercicio.

Toca la escala en el lugar más sencillo que puedas. Esto es, en los primeros trastes de la guitarra, y en las cuerdas graves (6º, 5º y 4º). No es necesario subir muy agudo, eso ya vendrá luego. Y con que toques las 7 primeras notas de la escala es suficiente (5, si has decidido usar la pentatónica). Y ahora sigue estos pasos:

A) Toca la primera nota de la escala varias veces, y mientras la tocas intenta cantar esa nota al mismo tiempo hasta que suenen igual en la guitarra y en tu voz. Al principio es un horror, pero la mayoría sabéis cuándo la cosa está bien y cuándo no.

B) Haz lo mismo aumentando poco a poco el número de notas: dos, luego tres…y así. Intentando cantarlas a la vez que las tocas de modo ascendente, es decir, de la más grave a la más aguda. Repite las notas las veces que sea necesario para que el oído las “recuerde”.

C) Ahora la cosa se complica un poco. Toca una nota y cántala después. Varias veces, y poco a poco deja de tocar la nota de la guitarra y solo repite la nota cantada. De vez en cuando toca la nota en la guitarra para ver si aún estás en el tono. Esto hará que tu memoria a corto plazo de las notas vaya trabajando.

D) Por último, toca una melodía en la escala, e intenta cantarla. Algo sencillito, y siguiendo un poco los pasos de antes, primero a la vez que tocas y luego después de que hayas tocado.

5.- APRÉNDETE VARIAS SECUENCIAS DE ACORDES TÍPICAS

Lo mismo que sucedía con el paso número 1, ocurre cuando observamos que muchos temas tienen las mismas progresiones de acordes. Igual no durante todo el tema, pero la estrofa o el estribillo si. Asi que ¿porqué no saberse de memoria unas cuantas progresiones que se repiten una y otra vez en canciones de estilos muy diferentes?

Os dejo unos cuantos ejemplos:

6.- ESCUCHA TODA LA MÚSICA QUE PUEDAS

¡Claro que si! Da igual que te encante el math rock, el progressive metal o el pop británico. El cerebro es maravilloso y le encanta que le pongas a prueba y le alimentes con cosas nuevas. Este paso es el que más recomiendo a mis alumnos sin lugar a dudas. Te enriquecerá, crecerás musicalmente y descubrirás cosas increíbles.

Así que aquí va mi lista de temas muy sencillos que os propongo como deberes. Intentad seguir todos los pasos anteriores, tened paciencia y no os rindáis a la primera. Poco a poco la cosa será más fácil.

Eric Clapton – Wonderful Tonight

Ben E. King – Stand by me

Credence Clearwater Revival – Have you ever seen the rain

Mike Oldfield – Moonlight shadow

Pink Floyd – Breathe

¡Nos vemos!

Recent Posts

Leave a Comment