Entrenar tu oido y transcribir canciones: ¿Un sueño? No lo creo (PARTE 1)

By
 In Lecciones

Si mi memoria no me falla, empecé a tocar la guitarra allá por el año 89 del siglo pasado. Dicho así suena como muy paleolítico, pero tampoco es para tanto. Si comparo las cosas que yo hacía para aprender a tocar con las que hacen mis alumnos no son muy diferentes en lineas generales, pero algunas si lo son, y desde mi punto de vista son muy importantes en cuanto a la capacidad de tener la libertad de poder sacar cualquier tema de oido en cualquier momento sin necesidad de echar mano de internet, youtube y las tablaturas.

En aquel momento no había internet, y mis herramientas para buscar información de como mis ídolos se lo montaban eran: los vinilos, los casettes, mi video vhs y mis colegas. Así que si quería sacar un tema de Clapton, Led Zeppelin, Nirvana, Queen o quien fuera, lo más importante era hacerme con el disco del susodicho. Si tenía dinero (nunca, para ser honesto) me lo compraba y si no, lo pedía prestado y me lo grababa en un casette.

Via: Discogs

DIRE STRAITS: ALCHEMY

En mi caso, este disco en directo de Dire Straits fué mi primer disco aprendido nota-por-nota. Me lo grabé de mi cuñado, y de tanto echar la cinta hacia adelante y hacia atrás tuve que grabarlo como unas 5 o 6 veces de nuevo pues me cargaba la cinta del casette y mi cadena de música se la comía. No sé el tiempo que me llevó aprendermelo, pero igual unos meses, ni lo sé, ni me importaba.

El caso es que muchas veces no sabía lo que tocaba, otras intuía que era algo pero no del todo ni por asomo. Lo que se seguro es que era capaz de poner el disco de principio a fin y tocarlo con ellos sin parar y casi sin fallos. Todos los solos, todos los acompañamientos, lo cantaba, lo silbaba y creo que hasta me sabía cuando tosía alguien del público. Nunca tuve la partitura, ni la tablatura, ni nadie me dijo como se hacía.

NO ES PARA TANTO

Os puede parecer una hazaña, o que tengo un don o algo así, pero siento deciros que no es así. En mi época TODOS lo hacíamos así. Cualquier colega de mi edad que tocara la guitarra, con mejor o peor resultado, lo hacía. Y si pregunto a gente mas mayor, pues lo mismo. Y ahí es donde veo diferencia con mis alumnos y gente que toca hoy en día.

La facilidad de que uno teclee un tema en Google o Youtube e inmediatamente aparezcan millones de tutoriales enseñándote como tocarlo, transcribiéndolo por ti en una preciosa tablatura (ni siquiera una partitura) es guay. Aunque para mi no lo es tanto. ¿Porqué? Porque facilita el camino, pero elimina de un plumazo la destreza del entrenamiento forzoso del oido (ear training). Es decir, o lo sacas tu o lo sacas tu.

OS VOY A ECHAR UN CABLE

Bueno. Entiendo que no todo el mundo puede hacerlo como si nada. Pero mucha gente que viene a mis clases da por hecho que no puede, y ni siquiera lo ha intentado. Con intentarlo me refiero a intentarlo en serio, no eso de que como no me sale a la primera ya, ale, ya no me sale.

Me he inventado una especie de guía con ideas para ir resolviendo este asunto peliagudo poco a poco. Y repito, poco a poco. Primero voy probando unas cosas, luego otras, luego algo más difícil y así. Los temas que he seleccionado los he elegido con los siguientes criterios: son muy famosos, tienen un riff o una melodía muy aparente y sencilla, los acordes son fáciles (es decir, o mayores o menores y para de contar), y porque tampoco me voy a poner a hacer una lista interminable, el asunto es que aprendáis la mecánica.

EN EL PRÓXIMO POST OS DESVELO TODO EL SECRETO

Bueno, para no apabullaros con tanto rollo os dejo esta preciosa lista de cosas que a mi me ayudaron mucho. No os digo nada del otro mundo, el caso es ponerlo en práctica, pero de verdad. En la siguiente entrada desarrollaré esas 6 ideas con los ejemplos que os he mencionado anteriormente, veréis como la cosa es mas asequible de lo que parece.

Mientras tanto podéis echarle un ojo a un post anterior a este donde os invito a dejar de tocar acordes sin ton ni son y veréis que tiene mucha importancia. Más que aprenderse 14 acordes.

Ya sabéis que podéis tenerme a mano siempre que queráis en mis clases online, así que ánimo y nos vemos pronto.

¡Nos vemos!

Recent Posts

Leave a Comment